DESAPEGO…

pixabay.com

pixabay.com

Rebuscando y leyendo por ahí me encuentro con el tema del desapego. Nos suena más la teoría del apego, cuando establecemos con alguien de nuestro entorno un vínculo afectivo especial, en la mayoría de los casos, el bebé con su madre.

Cuando hablamos del desapego, no sólo nos referimos a desvincularnos de los demás, no quiere decir que nos apartemos de la gente que nos quiere, tan sólo hemos de marcar distancia. Que debemos de centrarnos en el aquí y ahora para conseguir nuestras metas y deseos. Que tenemos que trabajar para buscar lo que más no convenga, buscando la felicidad, aminorando los momentos infelices, asumiendo esa realidad que no siempre nos contenta. Discusiones familiares, problemas en el trabajo, divagaciones morales o pensamientos contradictorios, son ejemplos de ello.

Si la vida consiste en dar y recibir, en constante movimiento, no podemos hacernos responsables de que hemos dado poco o mucho, y que por eso los demás no son felices. Precisamente, el desapego quiere evitar eso, el sentirnos responsable de las vidas de los demás. Formamos parte de sus vidas, pero cada cual debe vivir la suya, con errores y aciertos. Establecemos relaciones y vínculos con las personas que queremos pero ni ellos a nosotros ni nosotros a ellos debemos someterles a nuestro criterio.

Aprender a ser autónomos sentimentales, pero con derecho a ayuda, respetando el espacio de cada cual. No hay que romper lazos, sino hacer la lazada más suave. No hay que ser egoístas, sino cultivar mi libertad junto a la libertad de los demás. No consiste en hablar de los “y si”, sino del aquí y hora. Y sobre todo, tener en cuenta que cualquier vínculo puede deshacerse, puede desaparecer y se necesita una preparación.

Habrá personas, con mayor o menor desapego, pero eso no quiere decir que sean unas descastadas.

Anuncios

23 comentarios en “DESAPEGO…

  1. @lidiacastro79 dijo:

    Totalmente de acuerdo. Tal y como dice el compañero Fran, Walter Riso es un gran entendido en el tema del apego emocional. Sobre todo en el ámbito sentimental. No se trata de vivir apegado a otra persona, sino de andar juntos el mismo camino pero con independencia y autonomía. Muy buena reflexión. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s