FORTALEZA…

pixabay.com

pixabay.com

Mucho se habla de la fortaleza de las personas, de la capacidad que tienen muchas de ellas para superar los tragos de la vida, de ver cómo se recuperan de caídas y malos golpes. No todo el mundo es igual de fuerte, y no hablo tanto de la fuerza física, que está claro que es diferente, salta a la vista.

Hablo de la fortaleza mental, desigual según las personas, sus vivencias, el entorno o el mismo potencial personal, que a veces, desconocemos. La capacidad de soportar, superar adversidades, ir hacia adelante pese a los infortunios, esa fortaleza recibe el nombre de resiliencia. Un “nombraco”, más para que la gente no lo entienda demasiado, cuando todo el mundo comprende el “tirar del carro”, “salir a flote”, “tener entereza”, etc.

Como todo en este vida, se puede aprender. Tal vez, tengamos la capacidad mermada porque nuestra autoestima sea baja y vemos la realidad de una forma pesimista, o no tenemos destrezas o herramientas suficientes para afrontar problemas o/y superarlos. En otras ocasiones, el esfuerzo por vencer el percance nos agota y  quedamos parados, sin saber qué hacer, dejándonos llevar.

La capacidad de ser resiliente, nuestra fortaleza está dentro de nosotros y mirando a nuestro alrededor, se observan personas que son muy fuertes, que se adaptan a situaciones complicadas, desfavorables, que son valientes y no pierden la esperanza. Que, personalmente, me asombran por esa firmeza y aplomo, hacen preguntarme; qué haría yo, si sería capaz de salvar esa situación, circunstancia.

Estamos rodeados de personas que tienen esa capacidad, de niños que se convertirán en adultos, dándonos una lección de fortaleza porque se han enfrentado a situaciones adversas, a retos impensables y han salido fortalecidos. Ellos parecen tener un control, que otros no tienen, para afrontar los retos de la vida.

Al resto, sólo nos queda aprender, explorar nuestros recursos y potencialidades, tener cierta entereza para hacer frente a lo que nos depara la vida, sobre todo, las incidencias de carácter negativo. Así poder adaptarnos para sobreponernos y seguir ahí, “al pie del cañón”.

Anuncios

12 comentarios en “FORTALEZA…

  1. franizquiero dijo:

    Interesante e instructiva entrada.
    Lamentablemente, existen personas que creen, dan por hecho o presumen de contar con fortaleza o recursos resilentes, pero la realidad es bien distinta, y es frecuente en este medio ver que hay gente que está tan “protegida” por sus “admiradores” y “amigos” que cuando alguien les dice o comenta una realidad se ponen de uñas por intolerancia a la sinceridad y por estar acostumbrados a ser adulados y halagados, y como consecuencia de ello: han de vivir inherentes a su baja autoestima, ese y no otro es el precio que han de pagar por asumir el autoengaño en lugar de afrontar la realidad.

    Le gusta a 1 persona

  2. etarrago dijo:

    Tan solo por ser capaz de contarlo, de admirarlo, estoy seguro que tu fuerza existe en mayor medida que tus miedos a no tenerla. Normalmente la gente menos capaz, es muchas veces la que consigue los mayores logros. Esa es la cuna de los héroes.
    Un abrazo muy fuerte, rubia.

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s