LA TRIBU…

gratisography.com

gratisography.com

Ayer escuchaba una conversación sobre el ánimo de la gente. Un ánimo que cambiaba dependiendo de la presencia de personas, sobre todo la de los niños. Observaban a los padres, madres y familias, en general, que cuando llevaban a sus hijos e hijas al cole tenían una expresión especial, una sonrisa, pero al darse la vuelta, cambiaba.

Tal vez se debiera al cansancio acumulado del curso, a sus trabajos, a las dificultades económicas o por el rompecabezas de cuadrar horarios. De hecho, percibían que, dejar a sus peques, en guarderías, coles, al cuidado de alguien, era de agradecer y por supuesto, porque confiaban plenamente en esas personas.

Comentaban que la manera de vivir en la que estamos inmersos, estaba haciendo desaparecer el “sentimiento” para dar paso a lo material. Parece que el ser humano actúa como un autómata, sin desviarse del camino, haciendo lo que se presupone, de manera competitiva, lo que está en las instrucciones. Instrucciones, que no ponen nada de afecto, cariño, interesarse por los demás, ayudar si está en mi mano o escuchar…

Por eso, ciertos profesionales y familias estaban promoviendo desde el cole, la educación en valores, la educación emocional, para luchar contra el sistema de otra manera e ir haciendo la tribu de los emocionales, cada vez más grande, para que vaya teniendo más fuerza.

Para que lo material, que también está presente en nuestras vidas, vaya dejando sitio y haga disminuir esa inquietud, ese desosiego, el mirar con recelo el futuro y no poder responder a todas las preguntas, porque no todo tiene respuesta. A veces, es necesario fluir para dar con la solución.

Hablaban que pese a los “problemas”, que siempre hay, en menor o mayor grado, la incapacidad para afrontarlos correctamente, provocaba más terremoto y se habían dado cuenta que lo importante era el cariño y el apoyo de los que estaban a nuestro alrededor, no actuar de manera individual. El pero que ponían, es que, no siempre había alguien dispuesto a “echar un cable”.

Abogo por la tribu de los emocionales, de momento, es una pandilla, pero puede ser que, con el paso del tiempo, vaya creciendo y haga de esta sociedad, un lugar donde sentir, expresarse, no sea mirado de forma atravesada y rara. Un lugar donde la moral exista, donde no prime la desvergüenza y la falta de respeto, en todos los ámbitos y escalas.

Anuncios

20 comentarios en “LA TRIBU…

  1. LEUNAM dijo:

    Yo cuanto mas feliz he sido fue y es cuando menos he tenido, cuando nada te ata, nada tienes y puedes vagar libre sin ataduras materialistas es cuando realmente vives y te entregas sin la necesidad de pedir o recibir algo a cambio.

    Le gusta a 2 personas

  2. nicolaslarroca dijo:

    Cuántas veces llega al oído la frase de que lo material no realiza nuestras vidas y nadie lo tiene en cuenta, al menos no como filosofía de vida. Y como consecuencia somos felices esporádicamente, de a ratos. El resto del tiempo somos autómatas.
    Me gustó mucho,ojalá la Tribu sume integrantes a granel.
    Un gusto haber encontrado tu sitio. Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s