MENTIRAS…

pixabay.com

pixabay.com

¿Por qué la gente miente? Es difícil de entender y más cuando se trata de una persona adulta, que inculca a sus hijos que hay que ir con la verdad por delante. Esa persona miente, delante de ciertas personas, no de otras, porque no es capaz de complacerlas y se inventa su verdad. Dice la mentira para que le acepten, aunque haga lo que haga no existirá esa aceptación, lo que tendría que estar ya asumido.

En realidad, lo hace para satisfacer a quien le exige que se comporte de una manera, viva como ellos creen que es lo mejor y eso produce, en la persona que miente, una gran inseguridad y llegar a una meta que no se ha impuesto. Dice que miente por no hacer daño, por no preocupar, pero se engaña a si mismo.  No confía en sus capacidades, se siente juzgado, no alcanza las expectativas de los demás, por eso acaba haciendo y diciendo cosas que no son propias, que son mentira.

El decir mentiras hace que se cree otro mundo paralelo, donde se fantasea, donde se imagina, pero que no lleva a la realidad porque su vida real es mentira. En estos casos lo mejor que se puede hacer, es ser egoístas e interesarse por lo que uno quiere, por lo que necesita, por aquello que le hará feliz, sin sucumbir a presiones.

Lo peor de la mentira llega cuando pasas a ser descubierto, porque si antes no confiaban, así seguirá en el tiempo, seguirán las críticas, los desplantes y el calentar la cabeza a terceras personas. Mentir no lleva a ningún sitio, dificultades personales, de relación con los demás, a corto plazo puede que vea ganancias, pero a largo, ni una.

No entiendo por qué dicen mentiras pero a mí que no me metan. Ya somos demasiado mayorcitos para caer en estos juegos. Y quien sabe, puede que su lenguaje corporal, sus comportamientos, lo delate, pero que la otra parte calle y se esté burlando de él.

Anuncios

31 comentarios en “MENTIRAS…

  1. Junior dijo:

    Es que alguien te miente? .Rubia sabes que me encanta esta entrada. Las mentiras tienen las patas muy cortas y son tan mentirosos, que se llegan a creer lo que dicen. Podrías ponerla, esta entrada en mi blog y yo la apruebo, no tiene nada que ver, con las que pones una vez por semana. Asi los mensajes te llegan a ti .

    Le gusta a 1 persona

  2. jecallejosus dijo:

    Muy bueno Rubia.
    Yo soy de los que piensa que la verdad, y sólo la verdad puede llegar a ser peligrosa. Es más, con exceso, puede ser absolutamente fatal. Sobre todo cuando se asocia verdad con sinceridad. A veces, es incluso recomendable mentir, aunque sea por educación ¿no te parece?

    Le gusta a 1 persona

  3. antoncaes dijo:

    Rubia de niño me inculcaron que la verdad no se le dice a nunca a nadie (Claro que yo era un bicho y hacía muchas trastadas y las consecuencias eran desagradables para mi físico) Y me enseñaron a ocultar la verdad, que a ello lo llamas mentir entonces soy o fui un mentiroso toda mi infancia pero gracias a ello aún respiro y me libre de muy buenas te lo aseguro.
    Hoy día no son las cosas igual y no me gustan ni mentir ni que me mientan, esto no quiere decir que no lo haya o lo vuelva hacer pero son de las mal llamadas mentiras piadosas (no dejan de ser mentiras por muy piadosas que sean) Pero siempre por evitar un daño gratuito a terceras personas ya sabes ojos que no ven corazón que no sienten, no por ello me considero un malvado o un mentiroso compulsivo, solo soy un hombre con mis debilidades como cualquier ser humano.
    PD: Aviso a navegantes. Que de este comentario nadie saque ideas equivocadas ni se cree películas raras.

    Le gusta a 1 persona

  4. Fuentegrís dijo:

    Imagino que conocéis estos experimentos con niños en los que un niño se queda a solas en una habitación y lo graban sin que lo sepa. Le dicen que tiene un juguete detrás, pero que no se gire a mirarlo, o bien que le van a dar una merienda y le dejan la caja con el dulce delante, cerrada. Cuando se marcha el adulto, tras haber avisado que no mire, ¿qué pasa? Pues eso. La gran mayoría, cuando aumenta la edad casi el cien por cien, mira. ¿Y cuando se les pregunta si han mirado? Igual, según aumenta la edad, casi el cien por cien miente. Yo creo que es sencillo: mentimos cuando nos interesa. Hasta San Pablo, y era santo. Muy buen artículo, has dado en la clave en realidad en buena parte de los motivos de las mentiras: mostramos a los demás eso que esperan de nosotros porque tememos decepcionarlos y no encajar. Si hay algo que sabemos que no gustará, hay que ser valiente para contarlo o mostrarlo. Admiro a los valientes.

    Le gusta a 1 persona

  5. srajumbo dijo:

    Yo creo que al final todos mentimos de algún modo. Sea mintiendo, exagerando, contando “nuestra versión” u obviando cosas. Claro, no es lo mismo una cosa que otra.
    Yo tampoco acepto que me metan en mentiras, bastante tengo con las mías jaja. Eso si, me pillan siempre por falta de memoria.

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s