INSTITUTO…

 

pixabay.com

pixabay.com

Hoy toca paseo, descansar la vista de tantas hojas, de la pantalla del ordenador y utilizar los ojos para largo alcance. Al pasar por la zona del instituto, me encuentro con algarabía, un montón de chavales hablando, riendo y me ha recordado mi época de cuando estaba por allí.

La verdad es que me fue bien, guardo buenos recuerdos. Todos los años hicimos un viaje, a Madrid, a Coruña, a Sevilla y Portugal, a París, que nos fuimos en tren. Para conseguir dinero vendíamos lotería, ambientadores, bolígrafos y los días de mercado poníamos tiras de papel higiénico en el suelo para que los vecinos y las gentes nos echaran alguna peseta, sí, sí, pesetas. Ostras y las fiestas en el gimnasio…de hecho, fuimos los únicos que las hicimos, menuda aceptación. Sin apenas luces, imaginaros la situación,jajaja, no hubo niños pero sí mucho amor. Luego ya pasamos a locales del pueblo, pero no era lo mismo.

Por supuesto que, alguna huelga, también promovimos. En el norte estar sin calefacción, sentados en la silla, no era demasiado agradable. Llenábamos de panfletos el insti, el director nos llamaba a su despacho, explicábamos la situación y luego nos íbamos a casa, o a la calle, ya sabéis,jajaja.

También recuerdo que, a lo largo de un curso escolar, realizamos un periódico escolar, qué bien lo pasamos, nos quedábamos algún día fuera del horario escolar. Algunos profes molaban mucho, otros eran profesores, sin más. Tengo recuerdos de casi todos ellos, y no malos, unos eran demasiado exigentes, a mi parecer, otros hacían que las clases pasaran rápidas y aprendieras muchísimo, otros eran algo especiales, pero considero que tuve suerte. Alguno era “cuadriculado”, un día no fui a clase porque me encontraba mal y mandó a unos compañeros a mi casa para que hiciera la tarea del día, porque así, el día siguiente podía seguir con la clase sin problema de que yo me perdiera o él se retrasara (era de cara a selectividad).

Sin duda, para mí, el instituto fue una buena época. Estaba en todos los “cotarros”, los buenos y los malos y como estudiaba, eso me salvaba de muchas situaciones porque los profesores no me reñían tanto como a los que no estudiaban. Y lo importante es que aprendí mucho, tanto a nivel académico como personal y de la vida. Doy las gracias a todos esos profesores y profesoras, también a toda la gente que me encontré a lo largo de los cursos. Qué bien lo pasé.

Anuncios

11 comentarios en “INSTITUTO…

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s