TEMPLE…

pixabay.com

pixabay.com

Llega un momento en el que te das cuenta de la paciencia que puedes tener y no tenías ni idea, tal vez tu trabajo, o cómo cambia la vida y las responsabilidades, el caso es que se aguanta, se soportan situaciones en las que no nos alteramos, sabemos esperar.

Es una virtud, el ser paciente, el controlar “los nervios”, el hacer las cosas en tiempo y forma. Cuando alguien de nuestro alrededor, no sigue las normas, se las salta, puede que nos crispe. Así que nos toca tener paciencia, ver que cada uno de ellos tiene su ritmo y toca adaptarnos a ellos. Aunque insistiendo en que tienen que aprender las normas para que la convivencia sea agradable.

Todo el mundo conoce a personas que no tienen prisa para comer, prepararse, levantarse, llegar a los sitios y eso puede producir en los demás cierta alteración. Paciencia!!! Así que no queda otra que tener paciencia, no hay prisa…. Cada persona tiene su ritmo. Debe ser un mantra que decirnos, jajaja.

En esos casos, no debemos perder el control, respirar profundamente, contar hasta 10 o abandonar la escena, repetir, repetir, repetir, sin perder la calma. Escuchando, estando ahí y sobre todo no tomarnos la situación como ataque personal u ofensa. Es difícil tener paciencia cuando estamos enfadados, tensos, negativos, pero debemos centrar nuestra atención en lo que nos importa o interesa y “a palabras necias, oídos sordos”.

Cada uno de nosotros tendrá su estrategia para que el mal rollo no nos invada. Hay personas con más paciencia que otras, pero también se aprende. El ser paciente con los demás, con los que nos rodean, es comprenderlos, entenderlos, lo bueno y lo malo que puedan tener. Y conviene recordar que, en algún momento, también pueden ser pacientes con nosotros.

Menudo temple hay que tener…

Anuncios

17 comentarios en “TEMPLE…

  1. antoncaes dijo:

    Dicen que hay que tener la paciencia del santo Job que le cortaron los huevos y ni se inmuto. Siempre me he considerado una persona con mucha paciencia pero no se si con la edad, los golpes de la vida, las putadas en la vida laboral o mi enfermedad algo ha echo que haya perdido mucha de la que tenia ya no me queda ni la mitad que antes. Campearemos el temporal como venga y después ya veremos. Feliz fin de semana. Abrazos. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. srajumbo dijo:

    Ayayayay mi marido es así..nunca tiene prisa, todo puede esperar, todo lo hace con calma..y claro, así nos va. Cuando vamos juntos, siempre llegamos tarde. Así que siempre que puedo, yo voy a mi bola con el niño y el que llegue cuando quiera jaja. No me gusta ir con prisas por la vida, pero tampoco que se me suban los caracoles por las piernas!

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s