ANFITRIONES…

pixabay.com

pixabay.com

Cuando recibes una visita, piensa que tus días pueden cambiar, tal vez porque se coman otras cosas, porque cambien los horarios, porque tengas que acondicionar tu casa a las personas que acoges o porque esas personas que vienen a tu casa, arrastran a otras a ella. Otras veces, se presentan en tu casa, les das una llaves y tú sigues con tu vida. No necesitas estar de anfitriona, te das cuenta de que hay alguien más en tu casa porque el orden es distinto , pero nadie te pregunta, si vas o vienes y tampoco sabes mucho más, de sus idas y venidas.

Lo que les une a este tipo de visitas, es que cuando se van de la casa anfitriona, toca zafarrancho de combate, con lavadoras, escobas, fregonas, y eso que, alguna vez traen toallas y sábanas (rarezas del ser humano, para no dar trabajo…) Se dedican unas horas, hasta que todo vuelve a su ser. También es digno de mencionar, la nevera, abres la puerta y encuentras alimentos variados, unos que conoces, otros que no, te topas con un montón de productos. Productos que no se comen en el tiempo que dura la visita, entonces para qué compran tanto.

No sé, qué tipo de visitas son preferibles, si las que tienes que atender y hay que adaptarse a ellas y ellas a ti, lo cual es normal, o las que no necesitan de ti para nada y ellos se organizan. Supongo que depende del estado y circunstancia de la persona que ofrece su casa.

Hay ocasiones que se prefiere que vayan por libre porque uno puede estar liado con mil cosas, citas, trabajo. Otras veces, es la propia visita quien decide darte margen, porque ellos traen una agenda marcada, planificada. Existen ocasiones donde se quiere que la visita, sea un apoyo, bien porque se necesita compañía, que le hagan la comida cuando llegues a casa o ciertos cuidados.

Lo importante sería ponerse de acuerdo entre ambas partes, quien recibe y quien acude, porque  al marchar la visita, las consecuencias no son siempre, las deseadas. Se agradecen visitas, se agradece ser anfitrión, se agradece el poco o mucho tiempo que pasan en casa, pero también se agradece que tengan en cuenta a las personas, que habitan en esa casa y ya no tienen tanta ganas ni energía para cambiar sus hábitos o manías.

Anuncios

16 comentarios en “ANFITRIONES…

  1. jecallejosus dijo:

    No sabes lo que te comprendo. En mi caso, tengo la suerte de tener una casa más o menos amplia lo que hace que todo tipo de saraos familiares se puedan organizar. Y me encanta, pero a veces, algunas veces, un domingo a las 9 de la noche estás pensando en todo eso que bien comentas… y también te digo, debo ser masoka pero me sigue compensando. Besote

    Le gusta a 1 persona

  2. Loredana ^.^ dijo:

    A mi me encantan las visitas, si que es verdad que lo de despues no es tan agradable pero siempre monto las fiestas en mi casa….me gusta que todo pase aquí y hago todo lo posible para que todos esten bien.

    Le gusta a 1 persona

  3. srajumbo dijo:

    A mi no me gustan nada las visitas que se quedan jaja. Por suerte tenemos un pequeño hotel y cuando vienen visitas las mandamos allí. Pero tampoco me gusta al revés, siempre que viajamos vamos de hotel, nunca a casa de nadie. Somos un pelin raros y nos gusta nuestra intimidad y nuestro espacio.

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s