RELATIVIZAR…

pixabay.com

pixabay.com

Una tarde de domingo puede ser una tarde para conversaciones de desahogo, donde se habla y se expone la trayectoria de cada uno, sus virtudes y defectos, lo soso y dulce de su vida. A veces dan ganas de mandarlo todo a la mierda, en la cabeza empiezan a circular mensajes, imágenes, de cómo va a ser esa patada para acabar con todo.

Imaginas como será ese cambio, le das vueltas, organizas y planificas, buscas alternativas para luego quedarte como estás. Muchas personas con imaginarlo quedan tranquilas para un tiempo, les basta como técnica de relajación, para tomar impulso, coger fuerzas y seguir viviendo. Es hora de relativizar, de ponerse otras gafas, porque las que traes sólo te producen quebraderos de cabeza, de hacer listas de pros y contras,

En esas conversaciones intentas transformar esos contras, por eso está a tu lado, ese amigo, ese familiar, el amante, tu otro yo y entre todos hacer que ese momento donde quieres dar un golpe a la mesa, no sea más que el instante donde “limpias el polvo” para que todo vuelva a la normalidad porque ha sido la suciedad la que no dejaba ver las cosas de forma clara.

Además, todas esas personas que están a tu alrededor, te escuchan, te ofrecen su ayuda y te dan unas gafas para que veas todo con mayor nitidez, las otras, las traías con deficiente graduación y no veías la realidad, sino tu realidad subjetiva.

Pues sí, es hora de relativizar, que todo no es tan malo, que ni es blanco o negro, existe el gris. Que se deben enfocar esos momentos de ofuscación de otra manera, modificar nuestra percepción de la situación, poner en la balanza las opciones reales, medir la importancia de los acontecimientos con una vara adecuada y no con la comparación o el qué dirán.

Nadie dijo que fuera fácil vivir pero no lo hagamos más difícil por el hecho de tener que llegar a unos objetivos que no están a nuestro alcance. Hay problemas objetivamente más grandes, duros, áridos pero otros son magnificados por nosotros.

Esos otros son los que debemos darles la importancia justa y hacer que no nos “taladren” la cabeza. Bien es verdad que cada persona decide lo que es relevante en su vida, lo que le afecta, pero hay bastante similitudes en muchas de ellas, miedos, inseguridades, nuestro ego….

Si al final pensamos, decidimos y lo mandamos todo al carajo, pues que sea con todas las consecuencias, sin arrepentimientos. Es nuestra elección y cuando veamos el resultado de la misma, veremos si fue adecuado o no lo que hicimos. De habernos equivocado , aprenderemos del error y si hemos acertado, nos felicitaremos y seguiremos hasta la próxima vez que aparezca el pensamiento, la necesidad de mandarlo todo al quinto pino.

Anuncios

3 comentarios en “RELATIVIZAR…

  1. Quenton Veretta dijo:

    Yo ya he dado la patada. Se me ha salido el yo, como digo yo. Cuando se coge un camino ya no se vuelve atrás. En el mío ya no puedo, moriría. Quedan siempre cadáveres en la cuneta pero ya ha llegado un punto, que no puedo ser “el otro”. Me has hecho pensar mala pécora, voy a quedarme a mirar las letras de entre las líneas. Gracias por escribir, sin vosotros yo no sé qué comería.

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s