COCHES…

pixabay.com

pixabay.com

Todos los días al salir del trabajo me encuentro con un coche parado frente  a un portal. Son una pareja. A mí me gusta pensar que están “cortejando” y eso me produce una sonrisa porque no son la típica pareja de jóvenes. Son jóvenes, aunque su dni diga otra cosa.

Me imagino que se están conociendo como cualquier otra pareja, intercambiando confidencias, haciendo planes, contándose cosas privadas. Viendo esa “foto”, veo que en estas cosas del amor no hay edad, afortunadamente.

Pueden estar solteros, separados o ser viudos, cualquier estado civil es bueno. Seguro que andan mirando que hacer esta semana o si es buen momento para hacer un viaje o de quedar con los amigos para hacer la presentación oficial.

Lo que puede dar de sí la conversación en un coche, la de cosas que se pueden hacer en un coche, comer, dormir, ver una peli, escuchar música, realizar esperas, pasar ratos de ocio, placer o lo que sea. Conducir y aparcar también se puede hacer.

Desde luego, esto de imaginar es gratis. Cuando voy a por mi coche, también me encuentro con gente y coches en la oscuridad. En estos caso imagino que se trata de algún tipo de trapicheo, (pienso mal, lo sé), por los coches que suben y bajan, por el movimiento que hay, donde no existe ni una farola. Yo procuro aparcar en la parte baja porque un poco más arriba, es tierra de nadie.

El mundo coche es muy apasionante y sorprendente, sobre todo cuando te dicen que no pueden hacer copia de tu llave y si la perdieras, te va a costar más de dos mil euros. Porque tendrías que cambiar todo el sistema de cierre. Ojalá no pase porque  me veo de concesionario en concesionario, buscando coche. Lo demás entra dentro de la “normalidad”, itv, cambio de aceite, esas ruedas gastadas, la batería que te deja tirada, etc. Menos mal que no sucede todo a la vez sino, pobre economía.

La cara oscura y negativa de los coches, son los accidentes. Supongo que todo el mundo conozca situaciones de ese tipo, bien por  experiencia propia o por conocidos. Mazazos, en cualquier caso.

Aunque utilizo el coche, me gusta caminar. Suelo aparcar el coche e ir moviendo mis piernas hasta donde tenga que ir. Lo peor pagar a sus excelentísimos (ayuntamientos), que siempre que puedo evito, aunque, a veces, es inevitable darles dinero.

Anuncios

10 comentarios en “COCHES…

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s