CANSANCIO…

A veces nos encontramos con personas que, teniendo una rutina, afirman estar cansadas. Cansadas físicamente, por realizar su trabajo de todos los días. Les duele la espalda, los riñones, “no se tienen de pie”. Es de preocupar porque pareciera que su salud no esté bien. Ese trabajo lo realizan más personas, de más duración y no tiene esos síntomas. Así que la próxima vez que lo escuche, le diré que se acerque al centro de salud para realizar unos análisis, un chequeo.

Es cierto que, por el ritmo de vida que llevamos, nuestras ocupaciones, esos horarios de locura y las responsabilidades adquiridas, el cansancio físico y mental, aparezca en nuestras vidas. Verdaderos malabares hay que realizar con el tiempo para cuadrar todo lo anterior, además de contar con ayuda externa, desde colegios, familiares, centros de actividades, etc.

El cansancio es acumulativo, tenemos que poner en funcionamiento la maquinaría para descansar, desconectar y encontrar tiempo para nosotros mismos, sin ningún fin aparente, hacer lo que nos venga en gana.

picjumbo

picjumbo.com

En nuestra vida personal deben existir áreas de descanso para realizar actividades de ocio, hacer algo de ejercicio, alguna técnica de relajación o respiración, etc. Cada uno tendrá en su cabeza la actividad estrella, pero es importante hacer el traspaso desde la cabeza, de nuestro pensamiento hasta la acción, la puesta en práctica.

Estaría bien conocernos a nosotros mismos para saber nuestros límites. Observarnos para ver cómo actuamos, pensamos, sentimos, si estamos cansados, enfadados o contentos. Así si sabemos como somos, nos va a ser más fácil cambiar. Eso si queremos cambiar el estado de ánimo porque hay situaciones donde hay que estar tristes, apáticos, sensibles o malhumorados.

Es bueno tener agenda, porque tachar algo pendiente que acabamos de hacer, genera bienestar. Eso sí, no hagamos una lista interminable sino objetivos realistas. Acciones que, más o menos, sabemos que podemos realizar, terminar a lo largo de la semana. Otra opción puede ser delegar. Gusta poco delegar, porque pareciera que no hacemos las cosas, en tiempo y forma, pero no es así. Sólo pedimos ayuda a quien nos aprecia y quiere.

Decir no, puede ser otra opción para enfrentarnos al cansancio físico y mental. Y claro, para no tener cansancio, deberíamos descansar más y comer mejor. Qué bonita la teoría, jajaja.

Mi plan para luchar contra el cansancio esta semana es: Hacer un poquito de ejercicio, pasar unas risas y dormir un poco más de lo que he dormido esta semana que pasó. Quitarme del chocolate, parar cuando vea que no avanzo lo suficiente o pedir ayuda. Leer entradas de los blogs, bailar un poco, aunque sea una canción y conducir de casa al trabajo y del trabajo a casa. No pensar más que en la primera semana de febrero y ya está.

Anuncios

9 comentarios en “CANSANCIO…

  1. Glocal Dreamer dijo:

    ¡Muy buena reflexión! Sin duda conocerse es la mejor manera de crear una estrategia anti-cansancio. A mí por ejemplo me cansa la inactividad así que si empiezo el día yendo a andar temprano (como una auténtica señora mayor), luego aguanto lo que me echen. También me cansa tomar decisiones así que a veces, cuando me empiezo a notar saturada, cojo el siguiente dia que tenga libre y lo dejo vacío. A veces un día de no hacer absolutamente nada ayuda a empezar el proximo día a tope. ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s