TIRANÍA…

Miro a mi alrededor y aunque no quiero etiquetar veo a niños que someten a sus padres, madres, de una forma asombrosa. La falta de respeto que tienen hacia ellos es brutal. Me da por pensar en los niños tiranos o en lo que se llama el síndrome del emperador.

Si pienso en un niño concreto, veo que :

  • Espera que todo el mundo a su alrededor le proporcione lo que el quiere, desea, etc
  • Con baja tolerancia a la frustración, no les gustan que le digan no.
  • Ante lo anterior, les da por enrabietarse, usar la violencia, etc.
  • Lo que demuestra que no tiene herramientas para la solución de problemas, no tiene recursos de afrontamiento de experiencias negativas.
  • No suele tener remordimientos o culpa por sus acciones.
  • La mayoría de las veces culpa a los demás de sus errores, de lo que le sale mal, de sus olvidos.
  • Por ello, les exigen que les solucionen los conflictos, que subsanen los errores.
  • Está claro que su egocentrismo es alto, sin mirar a su alrededor.
  • Constantemente demanda atención de las personas de su entorno.
  • Discute las normas, sobre todo, las familiares. En la escuela y otras circunstancias y lugares, también, porque no reconoce figuras de autoridad y cuesta mucho que exista una buena convivencia, de respeto.

niñostiranos

Se comporta así porque nadie le ha enseñado otra forma de comportarse, de actuar, de sentir. No se le ha proporcionado herramientas, recursos para el día a día, para los cambios, para solucionar imprevistos y problemas.

Tal vez tenga, cierta responsabilidad la sociedad en la que vivimos porque quiere de todo inmediato y que nos satisfaga. Tal vez sea responsabilidad de los progenitores por ser permisivos, querer dárselo todo. Antes de “aguantar” sus berrinches y malas caras, ceden en sus peticiones. El hecho de que exista “polibueno/polimalo), que hace que el niño o la niña sepa a quien dirigirse para conseguir lo que quiere.

Realmente, estos niños y niñas, se enfadan, se ponen tristes, no saben canalizar sus emociones correctamente y suelen tener autoestima baja. Cuanto antes nos demos cuenta de sus comportamientos, antes debemos ponernos en marcha. Con ello me refiero a sus continuas rabietas, en casa y fuera, porque quieren hacer lo que les da la gana y que siempre quieren salirse con la suya.

Como siempre, el tema de las normas y límites es importante, esencial. Ante personitas impulsivas, que mienten, roban, agreden, tienen problemas de convivencia, “meten miedo”, hay que ser firmes y encauzar esos comportamientos irregulares, poco acordes a la convivencia entre personas y al respeto.

Aplicar consecuencias, que sean consecuentes, lógicas y coherentes. Si observan que los adultos dudan o son impredecibles, no harán demasiado caso y seguirán a lo suyo. Intentar recompensar, alabar, siempre que sea posible, incluso los pequeños avances. Hacerles responsables, según su edad, para que vean que hay que hacerse cargo de lo que ocurre, que todo tiene consecuencias, que se requiere esfuerzo para conseguir metas y objetivos.

La teoría muy fácil, la parte real, a la hora de enfrentarse “in situ” a esta problemática consiste en paciencia, práctica y ya vendrá el progreso. Seguro que sí, poco a poco, se verán avances y si la meta son cien pasos y llevamos dieciete, ya nos queda menos,jajaja.

Anuncios

9 comentarios en “TIRANÍA…

  1. Ana Keys dijo:

    Hay veces que los padres tienen a los niños entre paños, no vaya a ser que les ocurra algo malo, y en mi opinión esa es la peor educación que se le puede dar a un niño. Los niños tienen que aprender que existen los errores, que si te caes, te levantas. Tienen que tener cierto grado de independencia, porque sí, porque los padres no van a estar ahí siempre para solucionárnoslo todo. Y tienen que recibir “noes”, en la vida real a veces la respuesta es sí y a veces es no, y hay que saber lidiar con las dos.
    Desde luego estaré eternamente agradecida con mis padres por la educación que me dieron, siempre me han enseñado que si quiero algo, yo soy la mejor persona para proporcionármelo, y que hay ciertas cosas que no pueden ser, me pusiera como me pusiera.
    ¡Un abrazo, gran reflexión!

    Le gusta a 1 persona

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s