PROCASTINACIÓN…

notebook-1042595__180

pixabay.com

Últimamente me he encontrado con un par de personas que han mencionado la palabra procastinación. Suena peor de lo que en realidad significa pero parece que nos están llamando algo horrendo. Luego resulta, que en algún momento, todo el mundo, ha procastinado.

La procrastinacióndel latín procrastinarepro, adelante, y crastinus, referente al futuro. Significa postergar, la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

Es decir, que tenemos que ponernos a realizar un trabajo en el ordenador, pues nos ponemos a limpiar un poquito la casa. Que hay que llamar a nuestra abuela para llevarla al médico, pues esperamos a que nos llame ella, no sea que vayamos a molestarla o vaya otra persona a acompañarla y la pobre tenga que decidir. Que se acercan los exámenes, pues para el último momento dejamos el “tocho”. 

Procastinar es dejar para más tarde algo que tendríamos que hacer en el momento. Nos ponemos excusas, damos “injustificaciones” y manos a la obra. A procastinar.

De procastinar a vaguear hay una fina línea, que deberíamos dibujar un poquito más y no convertirnos en “vagos y vagas”, sino en procastinadores eventuales. De lo contrario podemos eludir ciertas responsablidades, no tomar decisiones, ni tan siquiera emprender actividades nuevas o proyectos porque nos da mucha pereza….

Tal vez debamos proponernos realizar una tarea durante unos minutos, pero de verdad. Si hemos empezado a hacer una actividad y llevamos, al menos, cinco minutos, nos va a resultar más fácil continuar con ella y dejar de procastinar. Si a ello añadimos que nuestro cerebro prefiere realizar una misma tarea y no cambiar constantemente de actividad, pues la procastinación irá disminuyendo.

De todas formas, cada cual se conoce a sí mismo. Sabe cuando procastina de verdad o cuando es un impulso para coger fuerza, jajaja

Anuncios

4 comentarios en “PROCASTINACIÓN…

  1. Ana Keys dijo:

    Soy mucho de usar esa palabra, será porque soy una procrastinadora profesional. Tienes razón cuando dices que el cerebro prefiere realizar una tarea y no cambiar. El problema es encontrar la fuerza para empezarla, porque el cerebro ve que estás procrastinando y prefiere no cambiar… Jajaja. ¡Un abrazo!

    Le gusta a 2 personas

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s