COMIDA…

No puedOLYMPUS DIGITAL CAMERAo parar de comer, y si fuera comida lo entendería pero como petróleo puro, con ello quiero decir plástico, porque si cogemos un mechero y prendo lo que como, arde y nos da calor.

Menos mal que otros días mi dieta es buena y compensa, eso es lo que me digo, aunque en el fondo sé que me autoengaño.  Utilizo la comida como ansiolítico, otros beben, fuman o toman pastillas. Yo me pego atracones de comida, y no, luego no vomito, lo aprovecho todo, jejeje.

Y claro, ya se sabe que después de estos atracones, no se sabe muy bien si el malestar decrece o aumenta. A veces me apetece salado, otras veces dulce. Soy más de lo último pero la explicación que doy es “científica”. Desde que nacemos nuestras pupilas gustativas están adaptadas a lo dulce y si no fijaros en un bebé cuando le acercamos algo dulce a la boca. Por eso mismo, a mí me va más lo dulce.

Sólo estoy deseando que llegue la noche y tomarme un tazón de cereales y luego ya veré.

 

Anuncios

2 comentarios en “COMIDA…

  1. Ana Keys dijo:

    Al menos no te pasa como a mí, que cuando me dan esas ansias por comer, como algo salado, e inmediatamente después me apetece algo dulce para compensar, pero es que eso dulce me termina dando más ganas de salado. Y el círculo vicioso no acaba nunca (bueno sí, cuando mi cuerpo dice “hasta aquí”). Menos mal que esto no me ocurre con frecuencia… ¡Un beso!

    Me gusta

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s