MEMORIA (I)…

Dentro de los procesos cognitivos de la mente humana, destacamos la memoria mediante la cual adquirimos, guardamos y recuperamos información. La memoria es una facultad que hay que entrenar y trabajar con el fin de que ciertas enfermedades no se hagan dueñas de nuestra persona y mente. Los trastornos de memoria interfieren en la vida cotidiana y profesional de las personas.

La memoria no es independiente, tiene que ver con la percepción, atención, inteligencia, lenguaje del sujeto. Debe entrenarse, aunque no lo sepamos, todos tenemos técnicas de memorización y las hemos utilizado para prender las tablas, el abecedario, fórmulas matemáticas…….y todo ello se puede extrapolar y maximizar a nuestra vida. La memoria también es selectiva, puede ayudarnos a olvidar malas situaciones, manías, adaptarnos a nuevas, etc.

SONY DSC

gratisography.com

Definimos memoria como la capacidad de almacenamiento de información, de forma inmediata, a corto y largo plazo. La memoria inmediata, sensorial capta y registra la información. La memoria a corto plazo retiene la información de forma temporal. La memoria a largo plazo almacena permanentemente la información, y evoca la información tiempo después.

Tipos de memoria

Memoria sensorial (ms): Nos proporciona un informe preciso del ambiente, del entorno durante un tiempo muy breve. Se trasmiten imágenes, sonidos, olores, sabores o tacto de las cosas. Se registra toda esa información para trasladarla a la mcp

Memoria a corto plazo (mcp): Según el modelo de almacenamiento múltiple de Atkinson y Shiffrin, parte de la información de la memoria sensorial se pasa a la MCP, lo que permite que se almacene la información durante el tiempo suficiente como para poder utilizarla posteriormente.  Aquí la información se organiza e interpretamos nuestras experiencias. La capacidad de almacenamiento es breve pero su organización es vital para el posterior recuerdo, con la repetición y codificación ayudamos a ese recuerdo. Es una memoria de trabajo.

Memoria a largo plazo (mlp): Pensamos que tiene capacidad ilimitada, es una especie de depósito de cosas que no se utilizan pero que se pueden recuperar en un momento dado. Nos permite recuperar el pasado y utilizar esa información en el presente. La información puede mantenerse desde unos cuantos minutos hasta varios años, toda nuestra vida. Son nuestros conocimientos del mundo a todos los niveles, los recuerdos, significados, etc., se ve como el aprendizaje persiste a través del tiempo.

Los tres tipos de memoria anteriores implican tres funciones: Recoger información, organizarla para que tenga un significado y recuperarla cuando necesitemos recordar algo. Se necesita codificar, almacenar y recuperar información y/o conocimientos.

Dentro de la memoria, los recuerdos son vitales, forman parte de nuestra vida, de nuestra persona, somos la suma de recuerdos. Recordar es coger información de la memoria, de algo que hemos vivido o aprendido. Los recuerdos, esa actividad de la memoria es muy importante en el proceso de aprendizaje. Sin recuerdos sería imposible saber quién somos, sin ellos, nuestras experiencias se perderían y no podríamos recordar lo sucedido.

Aprendizaje y memoria son las dos caras de la moneda. Mediante el aprendizaje se adquieren conocimientos del mundo a través de la experiencia y la memoria es la retención y evocación de esos conocimientos. La memoria nos sirve para percibir, aprender, pensar, expresar nuestras ideas, formarnos como personas…

El olvido también es necesario dentro de la persona, si lo recordáramos todo, sería igual de malo que si no recordáramos nada. El olvido es necesario para despejar el almacén de la memoria. Las causas del olvido pueden ser: Lesiones o procesos degenerativos del cerebro, olvidos motivados, olvidos por interferencias o por falta de procesamiento(no son utilizados), contextos inadecuados.

La memoria nos puede fallar, puede haber distorsiones, olvidos “no deseados”, aparecer procesos de demencia. Definimos demencia como  un síndrome caracterizado por un trastorno global de las funciones cognitivas, que repercute sobre el funcionamiento del individuo, de carácter adquirido, crónico, habitualmente progresivo, de origen orgánico, sin alteración del nivel de conciencia y con una duración de los síntomas de al menos 6 meses.

Ya veremos qué procesos llevan parejos una pérdida de memoria, qué trastornos de memoria pueden aparecer y cómo podemos hacerles frente.

Anuncios

5 comentarios en “MEMORIA (I)…

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s