UFFFF…

A veces no sabe uno que le pasa, puede tener una ligera intuición pero nos engañamos a nosotros mismos y pensamos que eso no puede ser o que en realidad es lo otro, o lo de más allá. A veces sentimos que las emociones se desbordan, que no las podemos controlar y miramos a otro lado, pensando que va a pasar y que en realidad son fallo de nuestro termómetro emocional.

Pero no, no es así. Cuando nuestro cuerpo da señales de algo es porque por nuestra cabeza pasan ciertos pensamientos, que generan sensaciones, emociones y entonces hay que actuar en consecuencia. No podemos engañarnos, mirar hacia otro lugar sino afrontar lo que ocurre de la mejor manera posible. Eso implica hacernos el menor daño a nosotros mismos y a los que tenemos a nuestro alrededor.

Así que aunque nos cueste debemos apreciar lo que sentimos para actuar, para cambiar algo si se puede, para sentirnos mejor. Da igual que lo que hagamos sea un movimiento de 0,5 grados pero al menos nos hemos dado cuenta de que ocurre algo y ya empezaremos a girar un poquito más hasta llegar hacia donde queremos. El caso es moverse.

Anuncios

Si te apetece comentar...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s